Versión para impresiónEnviar a un amigoversión PDF
 
        
 
En SENDA GESTIÓN te ofrecemos una ventaja...
¡Estudiar a tu manera!
 
 
 
 
 
  • Elimina las distancias físicas: Aprendes sin necesidad de desplazarte, desde casa o el trabajo. Se utilizan herramientas como correo electrónico, foro o chat para establecer la comunicación entre los participantes.
  • Se alternan diversos métodos de enseñanza: Los participantes pueden trabajar de manera presencial y a distancia, individualmente, de manera grupal, etc.
  • Permite flexibilidad horaria: El alumno accede en el momento que dispone de tiempo.
  • Aumenta el número de destinatarios: Esta modalidad de formación se puede dirigir a una audiencia mucho más amplia.
  • Favorece la interacción: Los alumnos pueden comunicarse unos con otros, con el tutor y con los recursos on-line disponibles en Internet.
  • Disposición de recursos on-line y multimedia: Internet proporciona acceso instantáneo e ilimitado a una gran cantidad de recursos, como textos, gráficos, audio, vídeo, animaciones, etc.
  • Posibilidad de contar con expertos cualificados: Podemos tener la oportunidad de interactuar con expertos de todo el mundo, a los que resultaría difícil acceder de manera presencial.
  • Fácil y rápida actualización de los contenidos: Los contenidos se actualizan de manera fácil y rápida. Cualquier cambio de legislación, nuevo recurso, etc. se puede incorporar inmediatamente al curso.

Desde SENDA GESTIÓN consideramos que la educación electrónica es, en muchas ocasiones, mejor que la presencial. Al menos así lo asegura también un estudio del Departamento de Educación de los EUA. Según el informe, los estudiantes de estudios online aprenden mejor que los alumnos presenciales del mismo tipo de estudios.

Estos datos podrían explicarse en parte por el hecho de que la motivación de los estudiantes de e-learning suele ser mucho mayor que la de los alumnos de Universidades presenciales. El porcentaje de los alumnos online que desean realmente estudiar lo que han elegido es más elevado. Estos alumnos están dispuestos a trabajar más intensamente para lograr alcanzar su objetivo. Y es que tener definido un objetivo y querer alcanzarlo son claves básicas en cualquier tipo de aprendizaje y son también un indicio de que se logrará el éxito al final del proceso.

Debemos preguntarnos...

¿Para qué queremos estudiar? Si estamos convencidos de que nos dirigimos hacia un trabajo mejor, hacia una mejora de nuestra vida, hacia unos horizontes vitales y profesionales más amplios, los esfuerzos que dedicaremos a ello serán, sin duda, mucho mayores y, por ello, también efectivos.